Elige equivocarte

Larry David - Photographed by Annie Leibovitz

Elige equivocarte.
El error abre a tus pies, nuevos caminos.
Deja que tus pensamientos se llenen de música.

Elígelo, no dejes que te atrape,
toma la iniciativa,
sigue llevando el timón, incluso cuando tiras la toalla,
incluso cuando has dicho “NO PUEDO”.

Elige equivocarte,
.    del miedo nacieron las estrellas,
.        cuando el universo decidió optar por el colapso.

Elige con certeza rendirte, una vez, rendirte.
.    Arrastrar el peso de las cosas que no puedes cambiar,
.         sólo crea arrugas en el alma.
Libérate de la negrura de los problemas,
.        niégate  a llevarlos en tu mirada.

Si el fracaso fuese una casa,
allí habitaría junto al orgullo,
el desastre de no querer dejar de lado metas que no se pueden cumplir.
Una casa enorme,
donde se refugian muchos humanos:

los que nunca han tenido propósitos;
los que basan su vida en la desdicha ajena;
los que insisten en seguir la misma ruta por la que nunca han avanzado;
los que triunfaron alcanzando todos sus objetivos y jamás han sido amados;
los que nacieron para no tener vida y deambulan muertos por la tierra, los mismos que eligieron no equivocarse y a su vez no tomar decisiones.
Los que nunca han amado.

Árbol de la esperanza, mantente firme
1946 “Árbol de la esperanza, mantente firme”
by
Frida Kahlo

Nuestra infancia no debería estar guiada por la búsqueda de la felicidad, no debería premiarse nuestros aciertos con placeres. Vivir con la sonrisa vacía, el estómago “satisfecho”, los oídos tapados y la boca llena, no deberían ser signos de bienestar.

De qué sirve venderle a un niño un mundo que no existe, de qué sirve llenar su cabeza de miedos, y señalar con el dedo un futuro que jamás llegará. De qué sirve enseñar prejuicios.

La humanidad está llena de profesionales infelices. De adultos insatisfechos. En el mundo deambulan por todo rincón promesas rotas; y un futuro incierto, que no incluye abrazos, besos, caricias. La educación está basada en no vivir el presente. Se enseña cómo obtener cosas, no cómo afrontar la vida.

El mundo está tan muerto que, si caminas por la calle sonriendo, la gente te mira raro. El mundo está tan muerto que, nos vendamos los ojos con un positivismo ciego. Nos aferramos a los objetos. Y son los objetos los que regulan nuestra felicidad.

Deja atrás lo que no puedes cambiar.
Elige equivocarte. Tira al olvido las decepciones.
Perdónate.
Confía en el poder que tienes.
Sonríe de nuevo.

De qué sirve una canción, si no es cantada con sentimiento.
De qué sirven unos labios, si no besan.
Para qué valen los ojos, si no pueden descubrir belleza.
De qué vale tener la nevera llena, y el corazón vacío.

Elija equivocarse,
el sabor a amargura culmina con el placer de levantarse.
Equivóquese.
El error da a luz, lo que la certeza entierra.

Si estás hasta el cuello,
tira la toalla, deja de luchar,
resígnate, cae.
Y sonríe, porque esta noche dormirás tranquilo.

¿Aún no estás cansado de vivir sin vida?

La búsqueda de la perfección ha hecho de los rostros agrios.
Mira tus arrugas,
deja de seguir extendiendo esa ruta.

Abandónate. Abandónalos.

Deja de ser un mudo de tus propias palabras, un ciego de tu propia realidad.
Acumula errores, y enséñate cómo salir de ellos.
Cuando despiertes cada mañana, asegúrate de vivir.
Cuando camines por la calle, asegúrate pisar firme.
Cuando te lleves algo a la boca, asegúrate que alimenta,
y cuando dejes salir algo de ella, recuerda que los demás también son humanos.

¡Elígete!

Permítete desterrar los temores, aceptar lo que no puedes cambiar,
y recuérdate a diario, que no hay camino,
no hay rutas qué seguir,
no existe futuro, y el pasado no volverá.
Recuérdate que tu vida la creas, paso a paso,
día a día. Decisión a decisión.
Regálate un “creo en ti” siempre.

Larry David - Photographed by Annie Leibovitz
Larry David
Photographed by ©Annie Leibovitz

“Sólo solos somos libres”.
Somos los únicos que podemos cambiar nuestra existencia.
Somos los únicos que podemos llenar el pecho de pasión.
Los únicos que podemos regalarnos libertad.
“Sólo solos somos libres”.

Elige equivocarte.
Equivócate.
Si el miedo es caer, cae.
Si el miedo es saltar, salta.
Si lo peor que puede pasar está en tus manos,
extiende tus palmas, aplaude.
Aplaude.

  © Saliary Röman

___________________________________________________________
[ Dedicado a mi madre. Mami quiero verte sonreír de nuevo.
Elige la sonrisa. Tú puedes, yo creo en ti. ]

Agradecida con todos los que dan vida a este blog.
¡Muchas gracias por hacerme feliz!
❤!

¿Hacemos un trueque? (Haz click)

Anuncios

31 thoughts on “Elige equivocarte

  1. Friné dice:

    desde el manantial de imperativos de tus letras no tengo más remedio, que hacerte feliz, me sale barato, y te impero jocosa a que sigas escribiendo, equivocada mentE.

  2. GeoVulcano dice:

    Ya he externado en ocasiones anteriores mi admiración por este espacio. Es sensacional!

    Hace unos días recibí una nominación a un curioso premio de blogueros para blogueros. Se denomina “Premio Dardos” y tiene una dinámica interesante. Algo así como pasar la estafeta. Así que debido a lo anterior y a que aprecio demasiado la labor que realizas como bloguera, me tomé el atrevimiento de nominar a tu blog junto con otros 14 (como marca la “tradición”)
    Ojalá decidas participar en este “reconocimiento” y nos compartas los espacios que más admiras. Para mayor información, puedes consultar la entrada en que realicé mis nominaciones. (http://bibliotecadeinvestigaciones.wordpress.com/2014/10/03/premio-dardos/)

    Enhorabuena, muchas felicidades y ánimo con esta maravillosa labor.

    ¡Saludos y un fuerte abrazo!

  3. raczoblue dice:

    Elige equivocarte, eso, en eso estriba el ser humano, en el error y su correción, elige hacer a pesar de la posibilidad del error, siempre esta la oportunidad de cambio, de elegir, de tomar la decision y correr el riesgo, el riesgo de permitirte hacer y errar, y tambien de cambiar.

    Excelente tu post!!!!

    1. Saliary Röman dice:

      Muchas gracias.

      Equivocarse sería más sencillo, si siempre estuviésemos predispuestos a aprender del error.
      Quizás cuando erradiquemos la enfermedad del orgullo podamos aprender de nuestros tropiezos.
      ¡Un saludo!

  4. goyo dice:

    Aunque me gusta mucho la mayor parte, me sorprende bastante y no comparto que la conclusion a la que llegas sea rendirse, no luchar. Precisamente elegir supone algo activo, no tan pasivo como resignarse y tirar la toalla. Para equivocarse hay que tomar partido, optar por un camino o una determinada actitud ante un problema. De los errores se aprende, y cada uno ha de cometer los suyos, es la forma de avanzar.

    1. Saliary Röman dice:

      Creo que de aquí cada uno sacará una conclusión.

      La mía, mi opinión, es la misma que escribes al final: avanzar.
      Avanzar sin aumentar el camino de carga, perdonándose.
      Tirar la toalla, y dejar la toalla en la basura. Empezar libre de cualquier auto-juicio.
      Permitirse equivocarse. Sin dolor.
      Caer, golpearse. Quitar de la mente el concepto de bueno/malo, triunfo/derrota.
      Regalarse un error, el que te está amargando la vida. Rendirse y dejarlo en el ayer; escoger otro camino; otro sueño; otra oportunidad.
      Elegir primero equivocarse, ver el problema, apartarlo, saltar y avanzar.

      ¡Gracias por comentar Goyo!

  5. Amalaidea dice:

    Saliary, te he nominado con el “premio Dardos” “otorgado en reconocimiento a valores personales, culturales, éticos y literarios que son transmitidos a través de una forma creativa y original mediante la escritura, creado con el afán de promover la hermandad entre bloggers, mostrar cariño y gratitud por añadir valor a la blogosfera”.

    Aquí verás la nominación y las condiciones de la aceptación http://amalaidea.wordpress.com/2014/09/24/gracias-por-el-premio-dardos/

    Es una forma de agradecer tu labor con este blog que me encanta y tus aportaciones en esta familia de la blogosfera.

    Un abrazo

  6. memoferprof dice:

    Maravilloso lo que escribes!
    Estamos como tu lo redactas en tus poesías, triste pero cierto, todo gracias a esa cultura que nos dejaron los antepasados, la educación de lo bueno y lo malo, la cultura del haces bien te premio.
    He aprendido a ser feliz, a sonreír aunque la gente me vea raro, he aprendido a estar en bienestar con los que me rodean, porque todos son mis hermanos, así como tu lo eres Saliary!

    1. Saliary Röman dice:

      Poco a poco.
      Lo importante es lo que uno mismo hace por sí mismo y a su vez, lo que compartes.
      Ser y dejar ser. De eso se trata desde de mi punto de vista vivir; ser libre.

      ¡Gracias por comentar! ¡Un abrazo!

Cuéntame, qué te trae por aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s