Un hombre cobarde

"Icarus and Daedalus" by Charles Paul Landon

Soy el hombre que nació para hacer historia,
he pisado los picos más altos de la tierra,
he llegado a la luna,
con El espíritu de San Luis conquisté el cielo, el aire, los mares, París.
Transplanto corazones; he desterrado de la tierra enfermedades espantosas.
Incluso he logrado dejar libre al conocimiento, a través de nuevas tecnologías.
He hecho de la música, del arte, una parte de mi eternidad.

Soy el líder, el poeta, el paladín,
el que aplaude, el aplaudido.
Soy producto de toda una evolución,
una revolución.

Creación de Adán by Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni
circa 1511 “The Creation of Adam”
by
Michelangelo Buonarroti

Conquisté mis dudas,
conquisté mis miedos,
conquisté mi cuerpo,
y empecé a confiar en mis sentimientos.

Es por eso que hoy me sonrojo (me sonrojo, me sonrojo),
al ver cómo el hombre, ¡Yo el hombre!
se transforma en niño, en timidez,
cuando ella y toda ella, son parte de mi paisaje,
del universo no conquistado.

Me paseo  mil veces ante sus ojos.
Mil veces tomo aire, expando mis hombros,
para que, por si acaso, por casualidad,
es mi día asertivo,
y mi imagen se desliza por el recoveco de su mirada.
Para que, por si acaso, por casualidad,
sus ojos vibran al mirarme, crean en ella un sentimiento de aprobación,
y se dilatan sus pupilas en dirección a mi sonrojo.
Y si es ese el día,
en que también está observando Dios mis intenciones,
y en él también, al verme pasar ante ella, asienten sus ojos,
entonces será el instante,
en que el universo haga de mis hombros, alas,
y resoplen sus suspiros directo a mis deseos de amarla.

Mil y una vez, me embarco en mi hazaña,
con bocanadas de ilusión, paso frente a sus ojos,
con la esperanza de que algún día, ella fije su deidad en mí.
Mientras tanto, sigo mi ruta, con la frustración de alejarme,
sin la valentía de manifestarme cara a cara en su vida,
sin que mis palabras de hombre,
puedan salir de mi boca de hombre,
y puedan rozar sus preciosos oídos de mujer.

"Icarus and Daedalus" by Charles Paul Landon
1799 “Icarus and Daedalus”
by
Charles Paul Landon

No existe teoría, no existe vacuna,
no existe maquinaria, ni estrategia que valga,
no existe fórmula para conquistar un corazón,
cada latido, es un enigma,
siempre será terreno desconocido de los hombres,
la verdad queda al descubierto ante el poder de un sentimiento
y la verdad es que, el amor, hace del hombre un niño;
y del héroe, humilde.

 

  © Saliary Röman

_______________________________________________________
Yo soy un hombre cobarde, no tengo valentía de manifestarme.
¿Tú?
Gracias por cada visita, cada comentario, cada email.
¡Un placer!
!

 

 

Anuncios

2 thoughts on “Un hombre cobarde

  1. andarrio44 says:

    Gracias Saliary por visitar mi blog Estrombótica. Da gusto encontrar otras neuronas poéticas u otros rayos de luz y sombras proyectados hacia el mundo. Da placer el que te hagan reflexionar, que te motiven a escribir pues la creatividad llama a la creatividad, tu idea lanza la mía y viceversa (espero). Es estimulante sentir que no se esta solo, que hay pedacitos de humanidad sueltos por ahí que se incorporan en la suma del mundo de los que ordenamos palabras sueltas, versos liberados, deseando compartir ese nuevo orden. Tienes un seguidor más.

Cuéntame, qué te trae por aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s