PRIDE

Orgullosa, lo único que atora mi pecho, es el amor.
ORGULLO

Te voy a contar un cuento.
Yo recito, tu imagina.
Relájate, cierra los ojos,
siente cada vocal, cada punto,
escucha el pasar de las páginas, cada silencio.

En un mundo muy, muy cercano, existieron seres como nosotros, que eran insultados, linchados, humillados. Seres valientes, que no callaron, se atrevieron a salir a la calle, a mantenerse erguidos, y pisar con fuerza el pavimento.
Muchas de esas personas que insistieron, fueron juzgadas por el mazo del prejuicio. A pesar de la violencia, ellos se mantuvieron empinados, apuntando a sus ideales, llenos de esperanza. Con humildad y fuerza, hoy gracias a ellos, en cada lugar existen almas sonrientes que caminan de la mano.

Con el pasar de los años, otros tenaces que amaron a su prójimo más allá del bullicio,
formaron castillos de arena, de esos que son irrompibles, construyeron un empíreo juntos, crearon hermosas piezas, grandes obras maestras, hasta agitar el mundo, y despertar el sentido común. Es así como hoy todo derecho es reconocido.

No opines, no cuestiones, aún no termina.
Relájate, escucha, se tú mismo.

Portrait of a Lady with columbine,Flora
1517-1521 “Flora”
by
Giovanni Francesco Melzi

Así como el sol da paso a la luna, y horas después va en su búsqueda,
para llevarla a descansar entre sus cálidos brazos.

Así como cuando todo tu cuerpo grita de emoción, y descubres que te has enamorado.
Como reaccionas ante la noticia de tu primer bebé.
Así como despertaste riendo sin saber por qué.

Los pequeños duendecillos viajan por toda tu vida,
corren por el pasillo, cantan canciones,
te enseñan a descubrir cosas, que creías ya haber visto.
Así como amas a tu hijo con devoción.

Con esa misma fuerza, ese mismo corazón, esa misma verdad.
Humanos de esa misma población, despertaron sintiéndose forasteros de su piel,
sin duendecillos llenos de júbilo,
sin nada que de adentro gritase.

Sin sonidos, tristes, irreconocibles, solos.
Disfrazados de una realidad minimalista que atoraba su espíritu.
Encerrados en un cuerpo que no era el suyo.

Algunos de esos humanos, los más fuertes,
los más valientes, los que poseían los mejores blindajes,
vencieron sus propios complejos, sus propios prejuicios.
Se vencieron a si mismos, enfrentaron a su sociedad,
descubrieron su figura, y han cambiado.
Transgénero de vida.
Verdadero ser.

Las caras de una misma realidad.
1939 “Portrait of Dora Maar”
by Pablo Picasso

Escucho los silencios. Tienen vida propia.
Armadura ante mis amuralladas decisiones.
Escucho tus gestos, la decepción se percibe en el horizonte,
¿cómo puedes sentir que he cambiado?. 

La historia continua. Hay muchas desdichas que se han olvidado.
Muchos pequeños gestos que crearon grandes caminos.
Esta ciudad está llena de ellos, ningún camino es recto,
todo sendero posee vida propia.

Entre arboles y viento se mezcló la esperanza,
de aquellos que osaron a dar el primer paso,
decidieron ser los mejores padres del mundo,
las mejores madres del mundo,
demostrando que desde el amor también se crían hijos.

De ahí vienen las flores, renacieron de la tierra eufóricas de color.

No abras los ojos, ¿podrías decirme cómo termina esto?
Vamos a crear un final juntos,
a descubrir por qué tanta historia  tan mal contada.
Vamos a procrear finales juntos,
a comprender por qué aún hay tanto cuento inacabado.

En un país como ese, con una población como esa, en una ciudad como esta,
lo más difícil, lo que más arduo hace el camino, las piedras más pesadas,
son tus seres mas cercanos, los moradores de tu vida.
Aquél semejante que te conoce de siempre.
Aquél que no comprende que no deseas seguir el mismo camino que ellos han elegido.
No hay camino recto, no existen lineas rectas en la existencia.
No hay sendero recto, ni el tuyo, ni el mío.

¡Oído horizonte! ¡Oír luna! ¡Oír sol! Se manifiesta la orientación, no se pide opinión.
Detrás de la piel, no existe explicación, sólo una realidad.
Si supieras el cariño que hay en mí.

Orgullosa, lo único que atora mi pecho, es el amor.

1997 Louise Bourgeois,
photography of
© Annie Leibovitz

Aceptar sin juzgar, a seres que alejan su viaje del mío.
Tener tu mano enlazada; la sujetas con fuerza, al escuchar los murmullos.
Mantenerse erguida, cumplir expectativas.
Gozosa del calor del sol, de la luz de la luna.
Visualizar la estrellas.
Saltar por mi camino, feliz, tranquila, plena.
Orgullosa, lo único que atora mi pecho,
es el amor.

Caminando por la arena descubrimos,
que aunque llevas mis zapatos,
tus pisadas son distintas.

  © Saliary Röman

_________________________________________________________________
Gracias a todos por seguir el blog.
Me siento orgullosa.
¡Amores míos!
❤!

Anuncios

33 thoughts on “PRIDE

  1. mundoairun says:

    Por aquí me trae tu cantar profundo y tu sentir tan bonito…
    muchas gracias por compartir lo que te palmita.
    A través de tus palabras tb hablas de la mias!! muuuuchas gracias… 😉
    un abrazo.

  2. El perfume de mujer says:

    Gracias por tu comentario Saliary , acabo de leerte y es hermoso lo que compartes, orgullo…y prejuicio, transgredir la vida.

    Y me quedo con esta frase:
    “Caminando por la arena descubrimos,
    que aunque llevas mis zapatos,
    tus pisadas son distintas”

    Saludos 🙂
    Gabriela!!

  3. luiskrl says:

    Hola, ante todo felicidades por tu blog, me parece que haces muy buen trabajo y me gusta la forma en la que escribes. Nunca te des por vencida ¡Sigue así! Yo te sigo (jaja). Un saludo.

    1. Saliary Röman says:

      Gracias por tu comentario.
      A veces siento que hablo con mi propio eco. Que escribo en una pared a punto de ser pintada.
      Que me “sigas”hace que escribir valga la pena.
      ¡Un abrazo!

  4. rorschach0019 says:

    Muy bueno, me gustó como pasas de la primera a la tercera persona y que muestras al orgullo no como un impedimento social o mera forma de ego “superior”; sino como una pulsión necesaria del humano, un decir sí a tu existencia, siempre y cuando ésta sea lo más plena. También como lo vuelves una crítica a ese “ego superior” que deja de lado ese primer impulso de orgullo. Por cierto, el inicio me recordó al empiezo de “Verdad y mentira en sentido extramoral” de Nietzsche: “En algún apartado rincón del universo centelleante, desparramado en innumerables sistemas solares, hubo una vez un astro en el que animales inteligentes inventaron el conocimiento.” Saludos.

  5. wolfman says:

    Querida Saliary ( y me tomo la libertad de quererte aunque sea a través de los sentimientos que publicas).

    Todo lo que se genera al albur de la realidad conocida esta sujeto a sus leyes. Eso lo sabían Gandi, La madre Teresa y hasta un tipo que parece círculo por esta tierra hace un huevo de siglos… un tal Jesus para los que nos hemos condicionado bajo el yugo del cristianismo.

    Este ultimo, como dice la letra de una gran canción, dijo resurrección y vida y lo clavaron en una cruz. A Gandi ya sabemos lo que le costo su filosofía de la no violencia, “ojo por ojo todos terminaremos ciegos”… pero el termino siendo el ciego en el reino de los tuertos.

    La filantropía (que no es otra cosa que mirar por los demás a través de uno mismo) siempre lleva al mismo final, pocos resultados influyentes a largo plazo y mucho dolor.

    ¿Hace esto que sea invalida?… ¡Ni mucho menos!. El camino que transitaron estas grandes personas dio lugar a que genios de la talla de picasso o Dalí (por poner ejemplos pictóricos reconocibles) comprendieran que el camino personal, aunque incomprendido y criticado por una sociedad adoctrinada en el rebaño, era la única formula para caminar hacia la realización personal y la felicidad.

    Además supieron vacilar a esa sociedad que ridiculizaba a los personajes que eran vendiéndoles sus creaciones a precio de oro.

    El tiempo les ha dado la razón, puede que estuvieran locos, pero a la locura no les llevo su genialidad, les llevo el afán de revancha sobre un entorno que no les quería aceptar mientras que compraban su arte a precio de caviar sin comprender que lo que tanto les gustaba de esos cuadros era el alma del autor.

    El problema es la velocidad a la que olvidamos. Recordamos las obras perennes que dormitan en museos, pero no queremos reconocernos en la libertad de los genios que las crearon… ¡somos unos ignorantes cultivados!.

    Me encanta tu entrada, es casi perfecta… un grito sutil, suave y sin aspavientos a la necesidad de comprendernos como seres humanos a través de quienes ya lo hicieron antes que nosotros.

    Mi aplauso y mi respeto… y un abrazo furtivo que se me ha escapado antes de poder sujetarlo.

  6. "Lilith" says:

    Me ha gustado mucho. Mientras lo leía he podido sentir todo lo que querías transmitir. Debajo de la piel, todos somos iguales, no importa genero ni número.
    Un saludo! Y mi admiración por lo bién que escribes.

Cuéntame, qué te trae por aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s