Cuando las palabras no se las lleva el viento

«En mis cuadros hay cosas improbables, no imposibles» by Fernando Botero.

Cuando las palabras no se las lleva el viento.

A Dios agradezco estos ojos que ahora son tuyos.

Toda esa soledad que sentía, debía estar allí haciendo más espacio en mí, para ti.

Cada fracaso, cada lágrima, corregía mi espíritu.

Así a tu despertar, yo estar sonriendo.

.

Mis noches son el regalo, te  contemplo.

Allí, dónde el amor te abriga,

en el mismo lugar que me diste vida.

Hay muchos secretos que en estos años no te he confesado.

Sonreía, la primera vez que nuestros cuerpos reposaban juntos,

perdidos en la inmensidad de nuestro calor,

pegados de anhelos. Encajados.

Existen secretos que en estos bellos años no te he confesado.

Esta noche vivo el mejor sueño de mi vida, como cada noche.

Sin cerrar los ojos, a tu lado, mi ensueño  se hace fantasía.

Refugio mi nariz en tu cuello,

te acaricia mi respiración, mientras la tuya me recita versos.

Sonrío, mientras descubro nuevas formas de hacer el amor.
1946 Frida Kahlo fotografiada por su sobrino Antonio.
Coyoacán (México)

Todo camino que he tomado,

tantos tropiezos,

todo desvío,

tantos años de vacío,

ahora tienen sentido.

Son recompensados cada noche entre tus brazos.

Mis manos eufóricas, pueden posarse en tu pecho,

silenciosas, bailan de emoción,

saludan a tu pálpito,

se refugian en tu guante amado.

Eres la curva perfecta,

que encaja mi cuerpo,

penetra mi alma,

y arrulla mi oscuridad.

Tú, mi risa consumada,  ahora duerme  silenciosa,

mientras todo se acopla, hasta nuestros desaciertos.

Ahora sé, por qué el no, a mis muchos otros deseos.

Por qué sí, a cambios  inesperados.

Mi brújula apuntaba siempre al mismo norte.

(¿Cómo te moviste tanto amor?)

«Por primera vez, ya no estoy llorando» by Frida Kahlo.
1954 “El Marxismo Dará Salud a los Enfermos”
by Frida Kahlo

Tanto tiempo creyendo no ser escuchado,

destinado a divagar sin sentido.

Momentos que no encontraban ilusiones,

caricias sin dueño,

extraños en mi vida.

Y todo siempre apuntando a lo mismo,

a ti.

Elegir rutas.

Dar vueltas.

Parecía el mismo camino.

Monotonía.

Hasta el día que me hiciste sonreír.

Nunca te busqué.

Mis pasos iban hacia ti.

Al verte sabía que te había encontrado.

Recalculando.

Bajando la marea, cambiando el sentido.

Sonrío.

Soy  el vigilante de tus noches, eternamente.

Tu abrigo.

Soy el que te acaricia mientras  encuentras el sueño perfecto.

Soy el que te besa  a media noche.

Ese es mi secreto.

Dibujo el despertar en ilusiones.

Tu amanecer, mientras yo sonrío.

El sabor,

hielo en día soleado,

primavera,

cada aniversario,

primer sorbo de café,

eco de tu voz.

Saco notas felices a canciones  tristes.

Arrugas que vi nacer.

Tu cuerpo que ahora es mío.

«En mis cuadros hay cosas improbables, no imposibles» by Fernando Botero.
1997 “Mujer sentada”
by Fernando Botero

Sonrío, encajado en tu postura,

refugiando mis manos,

amparado por tu espalda.

Sonrío, mientras descubro nuevas formas de hacer el amor.

Ese es mi secreto,
sonrío cada noche, antes de dormir.
Mi espejismo cumplido,
sonrío cada noche, mientras sueño contigo.

  © Saliary Röman

______________________________________________
Gracias vecinos por vuestra compañía.
Hacéis a Ella feliz.
¡Sonreír!
❤!

PD:  La melodía que me ha inspirado “The Blower’s Daughter” by Damien Rice.
¡Felices Fiestas! ¡Ser felices!

22 comentarios en “Cuando las palabras no se las lleva el viento

Responder a Borgeano Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .