Sus manías, sus defectos

.
Esto no es un poema.
Son sus manías, son sus defectos.

Llena, colmada, plagada de anomalías.
Carácter fuerte. Mal humorada.
Detesta cuando habla y no la escuchan.
Detesta repetir, lo que acaba de decir.
Necesita un enorme espacio vital.

Detesta los que intentan ligarle vía email.
Detesta la vulgaridad.
Si riñen con ella, riñen solos; no discute, dialoga.
No soporta el dramatismo. 

Hay algo oscuro dentro, que no ha podido sacar, y la lleva a esconderse en su cama, largas temporadas.
Desastre como pareja. Y piensa que en los primeros años de una relación, el sexo se lleva el 70% de importancia.
Quiere morir antes de los 50.
Polvo eres, y en polvo te convertirás, pero antes de los 50 años, ruega a Dios.

No es partidaria de religiones, y sectas.
Cree en un Dios, no en  un culto. Piensa que si  la gente leyese más, comprendería que “Dios” no castiga, ni envía desgracias, es  la humanidad la que ha llenado de odio y rencor al mundo con ese pretexto.

No le gustan las preguntas personales, eso es derecho reservado para sus amigos.
Infiel: De las veces que fue infiel -además de comprobar su inmadurez y lo que es ser  imbécil- se arrepintió enormemente, una vez. Perdió una “verdadera amistad”. Sabe que nunca podrá zanjar la brecha.
Aquella vez, lo hizo por amor. Ahora no cree en eso, en el amor.

Muy solitaria. Paranoica. Lunática.
1942 “Retrato Lucha María, una niña de Tehuacán”
by Frida Kahlo

No le gusta la gente  adulona.
Tiene problemas con el reloj, suele llegar tarde.
Nació en un país, vive en otro, y siente que aún no ha encontrado el suyo.
Despierta de malhumor.
Puede repetir una misma canción durante días, hasta el cansancio.
Gente sin personalidad seguir de frente, sin tocarla.
Los pesimistas y sus comentarios, situarse  a 2000 km de ella.
Y a 10.000 km los maleducados.

Pánico a las cucarachas.
Muy irascible los días previos al ciclo menstrual.
Le cuesta pedir ayuda, por mínima que sea.
Suele autocastigarse -metafóricamente- por cosas mal hechas.
Es sociable sólo de fiesta, de diversión.
Se toma muy enserio su vida privada.
Es consciente de lo imperfecta que es.
No le gusta ir de compras, va cuando lo necesita.
Si alguien lo desea, ella podrá y querrá escuchar sus penurias; Pero jamás esperes que  te cuente las suyas.
No comprende el por qué de los obesos. Piensa que, para llegar a tales tallas extravagantes, se necesita  una dejadez personal del mismo tamaño que los kilos que sobrepesa ( A excepción obviamente de los escasos sobrepesos por causas genéticas).
Prefiere los que hablan poco, a los que hablan mucho y transmiten nada.
Es de caprichos sencillos, pero caprichosa.
Cuando cree tener razón, se convierte en una roca obstinada.
Su peor defecto, el rencor.

Si está triste, duerme.
Si está feliz, sale.
Es patosa.
No es mujer de cotilleo, ni chismes.
Muy rara vez critica, lo hace, cuando la gota ya colmó el vaso. Su vaso y su espacio.
Le fascina cumplir años, y tener más edad.
Piensa que la mujer es verdaderamente hermosa a partir de los 30.
Ella siente una rara sensación de felicidad en navidad.
Le gusta los disfraces.

No quiere parir.
Está a favor del aborto.
No ve el suicidio como un acto mezquino.
Es extremadamente sutil con los sentimientos y muy solitaria.
Le enfurece las mentiras.

«Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?» by Frida Kahlo
1944 Autoretrato “La Columna Rota”
by Frida Kahlo.

Tiene una ventaja, si se aburre, posee una capacidad de desconexión impresionante.
El acceso a su vida, para una cara nueva, es temporal y/o limitada.
Es muy fría, le cuesta abrir la caja de sentimientos, una vez abierta, requiere mucho mimo.
Admira la delicadeza, en todos los aspectos del día a día.

Tiene millones de manías, muchas obsesiones y miles de defectos.
Obsesión con Frida Kahlo, Michael Nyman, Adele.
Fan de una buena conversación, junto a un buen GinTonic.

Le gusta la oscuridad.
Paranoica.
Borrar  los “estados” en las redes sociales.
Mantiene la puerta de su habitación cerrada y  también la tapa del váter.
Los tapones de los envases, también deben estar cerrados.

No hace la cama.
Se ríe de las casualidades.
Arruga la nariz para preguntar sin palabras: “¿Qué?”.
Responde días después a preguntas que se quedaron olvidadas en alguna conversación.
Prefiere rodearse de gente dinámica.

Come naranja con sal.
Bebe medio litro de café en las mañanas.
Le gustan los chipirones  y los raspao’s.
Prefiere la comida salada, a la dulce.

Dice “Hello” para saludar y “arrivederci” para despedir.
No le gusta las despedidas.
Prefiere no hablar de política.
Duerme arropada de pies a cabeza, y sin almohada.

Manos frías, pies fríos.
Bufandas enormes.
Come despacio.  Adicta al móvil.
A poder ser, desnuda por casa.
Escuchar, adora escuchar, le fascina escuchar, y  a sobremanera si es a su “ella”.
Sale de casa por una cerveza y termina, de una en una, con 10 cervezas más.
Adora reír. Admira la gente sonriente. La sonrisa es el mejor accesorio en una mujer.
Suele sonrojarse con facilidad.
Es de alma vieja.
Adora cuando su corazón late con fuerza.
Le gusta bailar.
Le gusta dar besos en el hombro.
Le gusta tocar, tocar mucho a su pareja.

No le gusta la mayoría de veces lo que escribe.
Cuando está escribiendo siempre escucha alguna melodía.
Cuando escribe, suele estar  triste.
No puede dormir tranquila, si no ha terminado su escrito.
Escribe y entierra.

Por cada verso, hay dos gritos al viento.

Responder días después a preguntas que se quedaron olvidadas en alguna conversación.
1927 «Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas»
Frida Kahlo

Está 100% segura que el mundo lo que necesita es AMOR. Necesita seres que entreguen el corazón día a día.
Se ve capacitada para querer, ser fiel y casarse.
Aun así, ya no cree en las relaciones. No cree en el amor eterno, ni la fidelidad de pareja.
Piensa que las personas se enamoran sólo una vez en la vida (ella espera equivocarse), y que a ese amor, también se olvida.

En la otra vida, si existiere, a ella le gustaría ser mujer y lesbiana.
Es sapiosexual.
Se siente afortunada, le faltan dedos en sus manos para contar a sus amigos, los verdaderos, los de siempre.
(Creo que necesitaría 4 manos más).
Una de las cosas que más disfruta, es cenar con un buen GinTonic.
Aveces quisiera dejarse llevar, y evitar escuchar con tanta atención.
Por mucho que avance la sociedad, la mayoría de los humanos  se  dedica  a enseñar lo banales que son, incluso ella.

Y aunque no lo parezca, ella se considera a sí misma, una persona positiva.

Soy sin pensarlo, un día cualquiera. Que se juntó a otro cualquiera, y empezó a ser diario.
Sin darme cuenta, envuelta en mis pretextos , me dejé llevar.
Es fácil dejarse llevar por lo cotidiano, sin notarlo.
Todo va de la misma forma, los mismos ahora, con la misma compañía y aparentemente,
los mismos ánimos.

  © Saliary Röman

______________________________________________________
Vecinos, hoy me apetecía dejar el verso para otra ocasión,
y escribir sobre el escritor, ella.
¡Gracias por todos los comentarios!
¡Gracias por las visitas!
❤!

 (Parte II: Sus manías, sus defectos)

PD.1: ¡Mis disculpas a los que esperaban versos!
PD.2: Me encanta esta canción “Je veux” de Zaz

65 Comentarios

Responder a Alejandro Rabelo García Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .